Ciencia y TecnologíaTecnologíaUltimas Noticias

CEO de TikToK renuncia en medio de la polémica de la app en EU

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 27 (EL UNIVERSAL).- Se acerca el día en que la aplicación de origen chino, TikTok, puede llegar a ser prohibida en los Estados Unidos debido a una orden ejecutiva firmada por el presidente Donald Trump. Y en medio de todos los problemas que está enfrentando la plataforma su CEO, Kevin Mayer, tomó la decisión de dejar la compañía.
La noticia fue reportada por primera vez por Financial Times y, posteriormente, un vocero de TikTok dijo a medios como The Verge: “Entendemos que la dinámica política de los últimos meses haya cambiado significativamente el alcance del papel de Kevin en el futuro, y respetamos plenamente su decisión. Le agradecemos su tiempo en la empresa y le deseamos lo mejor”.
De acuerdo con Financial Times en una carta interna Mayer expresó las razones de su salida: “En las últimas semanas, a medida que el entorno político ha cambiado drásticamente, he hecho una reflexión significativa sobre lo que requerirán los cambios estructurales corporativos y lo que significan para el rol global al que me inscribí. En este contexto y como esperamos llegar a una resolución muy pronto, quiero hacerles saber con gran pesar que he decidido dejar la empresa”. Cabe recordar que Mayer se unió a TikTok en mayo, dejando su puesto como jefe de contenido directo al consumidor en Disney, donde supervisó el lanzamiento de Disney Plus. El ejecutivo también fue crucial para algunas de las adquisiciones clave de Disney, como Marvel Entertainment en 2009, Lucasfilm en 2012 y la adquisición de 21st Century Fox por 71 mil 300 millones de dólares el año pasado.
Cuando llegó a TikTok se dijo que su contratación era parte de la estrategia de la plataforma por disminuir las preocupaciones y el escrutinio en su contra. Sin embargo, su renuncia llegó cuando TikTok está enfrentando una gran presión por parte de la administración Trump que le exigió a la empresa dueña de la plataforma, ByteDance, vender sus operaciones en Estados Unidos a una compañía estadounidense, de lo contrario, se prohibiría por completo su uso en el país. Sobre la posibilidad de comprar el negocio se ha dicho que compañías como Microsoft, Oracle y hasta Netflix han estado en conversaciones con ByteDance.
Sin embargo, la empresa china no se ha rendido por completo y hace unos días ByteDance presentó una demanda contra la administración Trump por prohibir transacciones con TikTok. “La administración de Trump ignoró nuestros extensos esfuerzos para abordar sus preocupaciones, que llevamos a cabo de manera plena y de buena fe. No tomamos las demandas del gobierno a la ligera, sin embargo, sentimos que no tenemos más remedio que tomar medidas para proteger nuestros derechos y los derechos de nuestra comunidad y empleados”, escribió TikTok en un comunicado de prensa.
¿Por qué están contra TikTok? Para entender mejor este conflicto, hay que explicar los orígenes de TikTok que se conformó a partir de varias aplicaciones. La primera, una app llamada Musical.ly que fue lanzada en 2014 y permitía a los usuarios crear videos cortos sincronizando sus labios para que fingieran cantar o decir diálogos de otros contenidos. Dos años más tarde, Bytedance lanzó un servicio similar en China bautizado como Douyin. ByteDance decidió expandir el alcance de su app y la lanzó al resto del mundo bajo un nuevo nombre: TikTok. Y en el año 2018, compró Musical.ly y lo incluyó en las operaciones de TikTok. El problema es que Douyin no desapareció, sigue operando dentro de China pues está diseñada para cumplir con la política de censura que impone el Partido Comunista.
TikTok en cambio es la versión disponible para el resto del mundo. El vínculo entre ambas apps es la razón de muchas de las preocupaciones, relacionadas tanto con la seguridad de los datos de los usuarios como con su respeto a la libertad de expresión. El primero en prohibir el uso de la app fue el Ejército de Estados Unidos. Sus afiliados no pueden tener una cuenta en TikTok pues, aseguran, representa una amenaza para la seguridad nacional ya que podría ser forzada a “apoyar y cooperar con operaciones de inteligencia controladas por el partido comunista chino ya que las empresas chinas no tienen medios legales para rechazar las demandas del Gobierno”.
La empresa ha negado las acusaciones en múltiples ocasiones. Sin embargo otras de las razones por las que la plataforma ha sido investigada en carios países son sus políticas que pueden censurar cierto tipo de contenido, en especial el político, así el número de datos que recopilan de sus usuarios. También se dice que, en realidad, detrás de esta presión se encuentra el dueño de Facebook, Mark Zuckerberg quien se ha acercado con diversos políticos de Estados Unidos para externar su preocupación por la red social china. Lo que algunos toman solo como una estrategia para eliminar a su competencia más fuerte.

Mostrar más
Botón volver arriba