Estado de Morelos

Persiste inseguridad sanitaria en conferencias de prensa

A pesar del fallecimiento de varios periodistas en Morelos, algunas fuentes informativas se niegan a garantizar las medidas de sanidad

Por: Estrella Pedroza

A pesar de que periodistas de Morelos solicitaron a sus fuentes garantizar medidas de sanidad, algunos actores políticos continúan convocando a conferencias de prensa sin establecer las condiciones de sana distancia y retirándose el cubrebocas.

El pasado 2 de enero, tras la muerte de seis periodistas en esta entidad a consecuencia de Covid-19, reporteras y reporteros exigieron a las autoridades de instituciones gubernamentales, políticas y organizaciones civiles que se garanticen las medidas de seguridad sanitaria durante la cobertura informativa de sus actividades.

Sin embargo, para algunos políticos y partidos, la solicitud no tuvo importancia. Un claro ejemplo es lo ocurrido en una conferencia de prensa convocada por la dirigencia del Partido Encuentro Social (PES), sin establecer las condiciones de sana distancia ni para los periodistas ni para el staff del partido. No hubo ningún filtro de acceso al salón donde se anunció la coalición del PES-Morena-Nueva Alianza, por lo que decenas de personas, entre camarógrafos, fotógrafos y reporteras y reporteros, así como personal y representantes de los tres partidos políticos ingresaron.

El sitio no se acondicionó para que los periodistas guardaran una distancia mínima de un metro y medio, así que por casi una hora estuvieron hacinados hombro a hombro para poder registrar el mensaje de los políticos.

Y para colmo Jorge Argüelles, presidente del PES en Morelos y diputado federal, en repetidas ocasiones se retiró el cubrebocas para que su voz se escuchara bien. Incluso hubo quien le solicitó en repetidas ocasiones que respetara la medida y se colocara el cubrebocas y le recordó que el edil de Cuernavaca (Antonio Villalobos Adán), con síntomas de Covid-19, se quitó la mascarilla y derivó en que varios miembros de su gabinete resultaron contagiados, entre ellos el comunicador Carlos Félix, quien falleció el 1 de enero.

Esta reportera buscó al diputado federal vía telefónica y WhatsApp, pero tras varias horas de espera no hubo respuesta.

Este jueves, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos (CDHEM) se pronunció sobre el incremento de contagios y decesos causados por el virus SARS-CoV-2 entre los integrantes del gremio periodístico del Estado de Morelos y destacó lo siguiente:

1. Este Organismo Protector de Derechos Humanos lamenta la sistemática omisión de muchas autoridades locales, de proveer y brindar los medios necesarios para garantizar el derecho a la salud de las y los periodistas; teniendo en cuenta que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, su función constituye un elemento invaluable en el combate a la desinformación que impera en esta pandemia.

2. La actividad periodística constituye un elemento de primera necesidad, al considerar que la población depende de los medios masivos de información, para mantenerse actualizada en las determinaciones oficiales en materia de salud y en las medidas de autocuidado y protección que deben de observar. Así pues, el papel del periodista como protector de la conciencia pública y defensor de los valores democráticos, resulta evidente ante la apremiante necesidad de periodismo profesional, caracterizado por su fidelidad con la realidad y la verdad.

3. La pandemia ha recrudecido la vulnerabilidad del gremio periodístico y muchos otros grupos; sin embargo, el caso que nos ocupa es de especial análisis, teniendo en cuenta que la medida esencial que han implementado la mayoría de los gobiernos del mundo, es la antítesis de la actividad informativa, pues el permanecer en casa es algo que los muchos periodistas no pueden permitirse. Por tal motivo consideramos que la UNESCO tiene razón al señalar que toda amenaza o todo ataque a la libertad de prensa y contra la seguridad de estos profesionistas, es una tarea que nos concierne a todos.

4. Es urgente, en medio de esta contingencia, resaltar lo señalado en la Resolución 1/2020 de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, misma que fue notificada a los miembros del Consejo de Salud Estatal por conducto del Presidente de este Organismo, durante su Tercera Sesión Extraordinaria llevada a cabo el 22 de abril de 2020, quienes la reconocieron y aceptaron su cumplimiento a través del ACUERDO 4/3°/EXTRAORD/COESA/2020.

Dicha resolución contempla:
• La adopción de medidas adicionales de protección a los grupos en situación especial de vulnerabilidad.
• La abstención por parte del Estado de restringir el trabajo y la circulación de las y los periodistas y personas defensoras de los derechos humanos que cumplen una función central durante la emergencia de salud pública. • La obligación estatal de permitir el ejercicio de su labor y su ingreso a las conferencias de prensa oficiales a todos los medios, garantizando las medidas necesarias y proporcionales para proteger la salud.
• El deber de los Estados en la evaluación de la situación particular de riesgo de los periodistas y trabajadores de la comunicación, así como el establecimiento de medidas de bio-protección adecuadas, facilitándoles el acceso prioritario a evaluar su propio estado de salud.
Por último, exhortó a las autoridades responsables garantizar el derecho a la salud de los periodistas, para que atiendan todas y cada una de las peticiones antes señaladas y las requeridas en el oficio de mérito; las cuales, en momento ninguno rebasan la funciones, tareas y capacidades de aquellos que protestaron guardar y hacer guardar los derechos reconocidos en la Constitución y en los tratados internacionales.

Mostrar más
Botón volver arriba